En el año 2008 fue creado en Caracas, Venezuela el primer canal de televisión por internet de Latinoamérica, se llamó CANAL LEX; eso fue producto del esfuerzo emprendedor del entonces jovencito Carlos Simón Ramírez quien desde temprana edad mostró irrefrenable vocación  a las áreas de la informática, también de su padre, el abogado Carlos Ramírez López, veterano litigante curtido en batallas judiciales y con vocación para el periodismo y la política. Aquel novedoso medio de comunicación social tuvo gran impacto en la población, sobre todo en aquellos sectores que despertaban ante la maravilla de la comunicación digital que se abría camino dejando atrás la máquina de escribir, las grabadoras de cintas, los métodos tradicionales para expandir información.

CANAL LEX contaba con varios segmentos para diferentes áreas, noticias, arte y entretenimiento, deportes, salud y educación, pero el tema principal era el referido a la ley y su gran campo de actuación, informaciones sobre procesos judiciales, difusión de obras jurídicas, la estructura del sistema judicial, todo esto a cargo del abogado fundador quien entre varias alternativas para hacer su programa, que sería el central, escogió el sugerido por el periodista Roger Santodomingo quien inicialmente estuvo a cargo de la dirección del nuevo medio, él fue quien propuso la denominación DR.LEY para el personaje interpretado por Ramírez López que se encargaría de conducir la sección de entrevistas que fue muy exitosa.

Carlos Ramírez López, el guerrero de lides judiciales se transmutaba en DR.LEY al sentarse frente a sus invitados para las tantas entrevistas que se hicieron a importantes personajes de la vida pública venezolana, entrevistas que marcaron pauta por cuanto por primera vez un experto en leyes abordaba como si de un periodista se tratara, los espinosos y muchas veces complicados temas judiciales que de por si son de difícil manejo, y los trataba con vocación crítica en aquellos tiempos en que se marcaba cada vez con mas fuerza el distintivo autoritario, intolerante y represivo del gobierno de Hugo Chávez.

Aquel magnífico experimento, CANAL LEX, víctima del odio político sufrió persecución desde distintos despachos oficiales como el Seniat que le ocupó y no devolvió sus libros imponiéndole multas de imposible pago, constantes citas y amenazas de la policía política a los directores de las distintas áreas del medio como producción, información, opinión, hasta que llegó la información de que vendría un ataque final de expropiación de equipos y prisión a sus directivos que obligó a cerrar, pero fue decisión no dejar morir el personaje DR.LEY que se ha mantenido en las redes sociales con bastante éxito.

Carlos Ramírez López, el abogado nunca dejó de ser DR.LEY, abriéndose campo en las redes sociales, y en esa representación creó un canal por YouTube que ha sido muy exitoso produciendo programas, también está en Facebook, en Twitter como @CarlosRamirezL3, en Instagram, en LinkedIn y en Medium. De modo que el personaje sigue vivo y productivo.